NOVA Show
La Chica NOVA Show La Chica NOVA Show
Versiones Fidedignas Versiones Fidedignas
Preguntas, sólo Preguntas Preguntas, sólo Preguntas
Martha Verigua Martha Verigua
Videos Videos
Humor Humor
  • kobe 9 elite
  • Jordan Shoes jordan 6 retro
    Lo dejo a tu criterio
    Para la fiscal, el esposo de la Jelinek no cometió enriquecimiento ilícito
    Televisión | 6 de noviembre de 2012
     
    La justicia penal de la capital bonaerense confirmó el archivo definitivo de la causa que investigó al platense Leandro Fariña, esposo de la modelo Karina Olga Jelinek por el delito de estafas y enriquecimiento ilícito a raíz de una denuncia radicada en ese fuero criminal por un vecino de Ensenada.
    Karina Jelinek y Leandro Fariña.

    La justicia penal de la capital bonaerense confirmó el archivo definitivo de la causa que investigó al platense Leandro Fariña, esposo de la modelo Karina Olga Jelinek por el delito de estafas y enriquecimiento ilícito a raíz de una denuncia radicada en ese fuero criminal por un vecino de Ensenada.

     

    La resolución fue adoptada por la titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) n° 7 de La Plata, Virginia Inés Bravo, quien determinó la “inexistencia de delito”.

     

    Fuentes de tribunales señalaron este martes que el motivo principal del cierre de la causa fue que la Fiscalía nunca pudo dar con el paradero del denunciante, quien había formulado la presentación en sede judicial y luego desapareció de los lugares que solía frecuentar.

     

    De modo que la fiscal, precisaron las fuentes consultadas, no llegó a contar en su poder con la documentación y datos que se creían bajo sospecha ya que el denunciante no concurrió a ratificar su presentación en la que debía acompañar la evidencia testimonial y respaldatoria de sus dichos.

     

    La fiscal Bravo había comenzado a investigar a Fariña en Arba y en la Afip y también sus movimientos bancarios. En la denuncia también se mencionaban supuestos vínculos con la agrupación Hinchadas Unidas Argentinas, que le habrían facilitado a Fariña el acceso a una cuenta bancaria abierta para recaudar fondos, con el objetivo de que barrabravas de distintos clubes viajaran al Mundial de Sudáfrica 2010.

     

    El otro motivo por el que fue denunciado el flamante esposo de Jelinek fue por presunto lavado de dinero y haber sido el testaferro del ex presidente, Néstor Kirchner.

     

    La denuncia, efectuada por Jorge Adolfo Tort, se basó en artículos periodísticos donde le llamó la atención que un estudiante de Ciencias Económicas gastara “fortunas en locales nocturnos, diez mil dólares por noche, realizara viajes al exterior con su novia en jets privados, y que le haya realizado regalos costosísimos” entre los que se enumeran “joyas” y “un collar de tres millones de dólares adquirido en Miami”.

     

    Tras la exposición mediática de Fariña “comenzaron a tejerse diversas hipótesis, que van desde el lavado de dinero hasta que habría tenido acceso a una cuenta que se había habilitado para reunir fondos para que las barras bravas pudieran concurrir al mundial, o que sería testaferro de un encumbrado líder político”, explicó el denunciante.

     

    La denuncia penal fue radicada a pocos días de la boda con la modelo Jelinek. E un punto de la instrucción se había develado supuestas vinculaciones con Carlos Molinari, un inversionista candidato a vice de Mario Ishii, intendente de José C. Paz.

     

    Fariña declaró trabajar para la empresa Real Estate Investment Fiduciario SA, como empleado con un sueldo de 6.300 pesos, monto que no llega a explicar las propiedades que posee.

     

    Según la AFIP el marido de Jelinek poseía entonces un patrimonio que oscila los 9 millones de pesos, y cuenta con un BMW X6 2011, un Audi TT 2008, un Peugeot 206 2008 y dos Ferraris que no aparecen en el registro automotor. Además había comprado un piso en Libertador y Bulnes para vivir con Jelinek.

     

    Sin embargo, de acuerdo al fisco, Fariña  no tiene cuenta ninguna cuenta bancaria a su nombre. A su vez, la AFIP puso en la mira a Fariña por comprar joyas por medio millón de dólares sin tampoco disponer una tarjeta de crédito propia.

    411 Lectores
    Envíe su comentario :
    Nombre:
    Correo electrónico :
     
     
    en¨¦e Zellweger est¨¢ muy lejos de ser la rubia torpe y regordeta que encant¨® al p¨²blico en "El diario de Bridget Jones", pero no porque haya envejecido en los diez a?os que pasaron desde el estreno de la secuela de esa pel¨ªcula, sino porque pas¨® por una nueva cirug¨ªa pl¨¢stica que la dej¨® irreconocible. Zellweger, de 45 a?os, se mostr¨® impecable el lunes pasado con un vestido negro de Carolina Herrera en la alfombra roja de la gala de Mujeres de Hollywood patrocinada por la revista Elle en el hotel Four Seasons de Beverly Hills. Tras cinco a?os de mantenerse alejada de las c¨¢maras, Zellweger tiene planeado volver al cine en 2015 con la pel¨ªcula "The Whole Truth" ("Toda la verdad"), y parece que su gran regreso viene acompa?ado de un cambio dr¨¢stico de look, y de cara, cortes¨ªa de su cirujano pl¨¢stico de confianza. Sin embargo, ni la rubia ni su representante se pronunciaron sobre un posible paso por el quir¨®fano, a¨²n a pesar de que los paparazzi se hicieron eco de su transformaci¨®n. A la actriz, se le evidenci¨® una cirug¨ªa de p¨¢rpados, teniendo en cuenta que ya no se le vieron las ¡®bolsitas' debajo de los ojos. La piel tersa y suave de Zellweger puede ser producto de buenos genes o de un peeling qu¨ªmico o con l¨¢ser, pero el detalle que salt¨® a la vista fue su rostro adelgazado, producto de una disminuci¨®n de peso o una lipoaspiraci¨®n. El rostro de Zellweger es uno de los m¨¢s distintivos de Hollywood con sus labios gruesos y p¨®mulos marcados, pero el lunes pasado se la vio con un maquillaje sobrio que por una vez no pon¨ªa estos atributos en primer plano. La actriz ya hab¨ªa sorprendido al p¨²blico con su cambio de cara en noviembre de 2013, pero esta vez se renov¨® al punto de perder incluso sus p¨®mulos remarcados, una de las caracter¨ªsticas m¨¢s reconocibles de su cara junto a sus labios pulposos.